6 formas de controlar la salud de su gato en el hogar

Lleva a su gato al veterinario una vez al año para su chequeo (o quizás más de una vez al año si es mayor o tiene una enfermedad crónica). Pero, ¿qué hace para realizar un seguimiento de su salud entre visitas? Los gatos pueden ser sutiles al expresar enfermedad o dolor, y confían en que escuches lo que no pueden decirte con palabras. A continuación, se ofrecen algunos consejos que le ayudarán a conseguirlo.

1. Revisa su abrigo

El pelaje de su gato debe ser liso, grueso y brillante, o de acuerdo con los estándares para Sphynx, Rex y otras razas con pelajes no estándar. Si encuentra pulgas, comience a usar un preventivo de pulgas. Si encuentra caspa, un pelaje grasoso o parches desnudos, comuníquese con su veterinario.

Keep an eye on your cat

2. Métete en su cara

La cara de tu gato puede decirte mucho sobre su salud. Su nariz debe estar libre de secreciones y llagas, sus ojos deben estar brillantes y claros, y no debe tener mal aliento. Si sus ojos se ven nublados, sus pupilas están dilatadas de manera desigual o inapropiadamente dilatadas para el nivel de luz ambiental, o sus terceros párpados se ven, comuníquese con su veterinario.

Los gatos tienden a tener 'mocos en los ojos' de vez en cuando, y generalmente no es un gran problema, pero si su secreción ocular es amarilla o verde, o hay mucho más de lo habitual, debe informar esa información a su veterinario. . Sus oídos también deben estar libres de secreción e hinchazón.

3. Mira sus dientes

La salud dental de su gato es crucial para su salud en general: los dientes y encías infectados pueden causar enfermedades cardíacas y renales, entre otros problemas potencialmente mortales. Levanta las mejillas de tu gato y mira sus encías; deben ser bonitas y rosadas, sin enrojecimiento ni hinchazón. Sus dientes deben estar libres de sarro y no debe tener llagas o crecimientos en la boca.



Cat teeth by Shutterstock

4. Sea un vigilante del peso

Pon tus pulgares en la columna vertebral de tu gato y pasa los dedos por su caja torácica. Si no puede sentir sus costillas fácilmente, es posible que deba bajar de peso. Mire a su gato desde arriba; debería ver un ligero 'pliegue' en su cintura. Luego mire a su gato desde un lado; su abdomen debe estar metido detrás de su caja torácica. La tabla de puntuación de condición corporal de Purina puede ayudarlo a determinar en qué parte del espectro de peso se ubica su gato. Si su gato necesita perder o aumentar de peso, trabaje con su veterinario para crear un plan de nutrición.

5. Supervisar la entrada y la salida

Los cambios en los hábitos de comer o beber de su gato pueden ser signos de enfermedades potencialmente graves. Si su gato siempre tiene hambre o sed, o si ha perdido el apetito, llame a su veterinario. Asimismo, los cambios en la producción de heces u orina pueden ser signos de advertencia de problemas potencialmente graves.

6. Esté atento a los cambios de comportamiento y nivel de actividad.

La somnolencia y el letargo pueden ser signos de enfermedad o fiebre. Un aumento de la agresión puede ser una máscara para el malestar físico. Si su gato ha comenzado a maullar más oa orinar fuera de su caja, podría ser un problema médico, no solo un 'mal comportamiento'.

Giving your cat a regular

Sobre todo, recuerde mirar a su gato en su totalidad: si está viendo cambios en su comportamientoyun abrigo grasientoyha estado durmiendo incluso más de lo habitual, estos síntomas combinados son más propensos a señalar un problema de salud que cualquiera de ellos solo.

Si supervisa la salud de su gato en casa, ¿hay otros controles que realice? ¿La vigilancia domiciliaria le ha permitido descubrir un problema de salud en su gato antes de que se agrave? ¡Comparte tus historias en los comentarios!