Todo sobre el silbido de los gatos: ¿por qué los gatos silban?

Imagínese esto: su gato está sentado tranquilamente, ocupándose de sus propios asuntos, cuando de repente el perro de la familia se le acerca y entra a olfatear juguetonamente. El gato se pone de pie de un salto y, antes de que te des cuenta, sus orejas están hacia atrás, su boca está muy abierta y su lengua está curvada en forma de U ... y luego lo escuchas: el inconfundible sonido del silbido del gato. Pero, ¿por qué los gatos silban, dónde se originó el silbido y qué debes hacer si un gato te silba?

Primero, los orígenes del silbido de los gatos

Algunos expertos en comportamiento felino creen que el gato aprendió a silbar imitando el sonido de las serpientes. Imitar el sonido de otras especies es una técnica de supervivencia utilizada por muchos animales, y no hay duda de la clara advertencia que da un silbido.

¿Qué está pasando dentro del cerebro de un gato que silba?

Siente una mezcla de miedo, confusión, infelicidad y sorpresa. La adrenalina del gato fluye porque está asustado y asustado, y está operando por puro instinto cuando sisea.

¿Por qué los gatos silban?

Hay muchas razones, pero estas son algunas de las más comunes.

1. El silbido de advertencia

Una gata puede silbar para defender a sus gatitos de los intrusos. Dos gatos que aún no han sido presentados adecuadamente pueden silbarse el uno al otro como una forma de decir '¡aléjate de mí!' En ese caso, el silbido sirve como una forma de advertir al otro gato sin convertirse en una pelea real de gatos en la que uno o ambos gatos pueden resultar heridos.

Cuando un gato se encuentra con una persona desconocida en su casa, es posible que le sisee porque no la conoce y posiblemente porque lleva los olores de otras mascotas en su ropa. En este caso, el silbido del gato es un comportamiento de 'aumento de la distancia', una forma de advertir a las personas que se mantengan alejadas.



2. El siseo de dolor.

Los gatos que sienten dolor silban cuando los tocan en un lugar que les duele. A veces, los gatos incluso le sisean al veterinario porque no les gusta que los manipulen, pinchen y pinchen, especialmente cuando esos pinchazos y pinchazos producen dolor.

3. El silbido felino de agresión de no reconocimiento.

Si tienes varios gatos y llevas uno al veterinario, tus otros gatos pueden silbarle a ese gato cuando regrese porque huele a clínica, y ese no es un olor que reciban con alegría. Es parte de un fenómeno conocido como agresión por no reconocimiento, porque el gato ya no huele familiar, se convierte en un extraño hasta que recupera el 'olor familiar'.

4. El silbido de la obra.

El silbido de juego es generalmente un silbido más corto que el silbido defensivo, y es particularmente común en los gatitos. Probablemente hayas visto a un gato joven responder a un ruido fuerte repentino saltando y siseando, con todo su pelaje erizado. Un gatito también puede silbar si sus compañeros de camada se vuelven demasiado rudos en su juego.

¿Qué debes hacer si un gato te silba?

Primero, reconozca que el silbido es una advertencia: su gato se siente vulnerable, asustado o con dolor, y necesita tiempo para relajarse antes de que se acerque a él nuevamente. Dale un poco de espacio y no lo persigas. Es posible que incluso desee cerrar la puerta de la habitación en la que se encuentra para que pueda recuperar la compostura sin tener que preocuparse por ser interrumpido por otras personas y mascotas.

¿Qué pasa si tu gato sisea cuando lo acaricias? Puede ser porque está sobreestimulado. Deja de acariciar y deja al gato en paz. Si quiere irse, déjelo. En el futuro, observe el lenguaje corporal de su gato mientras lo acaricia: si su cola comienza a moverse o sigue mirando su mano, es hora de detenerse.

Si tienes niños, enséñales a dejar al gato solo si sisea. Eso evitará posibles lesiones.

Considere agregar territorio vertical para que su gato tenga una manera de estar en una habitación con la familia, pero tenga un alto punto de vista para que pueda disfrutar de la compañía sin tener que lidiar con molestos como niños pequeños o perros.

Que si tudebemanejar un gato silbante?

La excepción a la regla de 'retroceder' es si se trata de una emergencia médica. Un gato herido, enfermo o con dolor silbará porque sabe que no puede pelear y espera que el silbido advierta a los depredadores y a las personas que se alejen.

Desafortunadamente, tendrás que recoger a tu gato herido o enfermo para poder llevarlo al veterinario. Pero tendrás que protegerte porque es muy probable que un gato que sufre dolor lo golpee con garras y dientes si lo manipulas. Aquí hay algunas pautas sobre formas seguras de sujetar a un gato herido.

Lo que los humanos pueden aprender del silbido de los gatos

En última instancia, el silbido del gato está diseñado para hacer retroceder a las personas y los animales. Siempre que respetes los límites de tu gato y su 'umbral de caricias', no deberías encontrar demasiados silbidos en tu vida.

Miniatura: Fotografía de photodeti / Thinkstock.

Lea más sobre el silbido de los gatos en Catster.com:

  • ¿Tienes un gato agresivo o simplemente un mocoso?
  • Cómo hablar gato
  • 10 ruidos comunes de los gatos y su significado